Buscar este blog

miércoles, 23 de mayo de 2018

Metodologías activas: El método Singapur


En el artículo de "Pedagogías y metodologías educativas que debemos conocer " ya os di algunas nociones sobre metodologías que, como padres y profesionales de la educación, deberíais conocer para entender las nuevas realidades educativas que están emergiendo.

Mi intención es seguir con esta tarea y mostraros metodologías activas, interesantes, basadas en el niño como el protagonista de su propio aprendizaje.

Por ello, estrenamos en el blog una nueva etiqueta: “metodologías activas”, donde podréis seguir las nuevas tendencias de esta temática.

Además, me gustaría transmitiros esta información de la manera en que aprenden los niños: desde la experiencia, lo vivenciado, desde dentro, donde se ponen en práctica de verdad, los centros donde trabajan con ellas.

En el presente post, os quiero hablar del método Singapur, que desarrolla el razonamiento lógico-matemático y no persigue la memorización del procedimiento para llegar al resultado o, dicho de otra manera, para llegar a una fórmula determinada hay un trabajo previo desde la experiencia, a la inversa de como se ha venido haciendo desde la enseñanza tradicional.

Para conocerlo más a fondo, visité Logos Nursery , donde trabajan con este método. Allí me mostraron cómo se lleva a cabo esta práctica docente, en qué consiste y cuáles son sus pilares fundamentales.

Las palabras clave que destacaría como resultado de esta experiencia serían la siguientes:

- Singapur: El motivo de que haya tomado este nombre es porque este país lo creó para poder mejorar el aprendizaje de las matemáticas de sus alumnos. Sus resultados fueron tan buenos que ahora es un modelo a seguir para muchos países del mundo.

- Recursos propios: Cuenta con materiales asociados al método pensados para trabajar todos los conceptos lógicos-matemáticos.

- Etapas: Se lleva a cabo desde el segundo ciclo de Educación Infantil hasta Primaria.

- Fases del proceso: de lo concreto a lo pictórico y de lo pictórico a lo abstracto (CPA): Primero se manipula sobre los recursos, después se escribe y para terminar se llega a la operación que se necesita para resolver el problema.

Lo que pude comprobar en este sentido es que se atiende a los tres estilos de aprendizaje: visual, kinestésico y auditivo. De esta manera, nos aseguramos de que se llega a todos los niños y se respetan las vías de adquisición de los nuevos conocimientos de manera individualizada.

- Motivación: Es fundamental para que exista un aprendizaje significativo. Por ello, desde este método, se fomenta constantemente, partiendo de la curiosidad innata del niño. El maestro, tanto al inicio de la actividad como cuando los niños terminan la jornada lectiva, les plantea un problema para provocar esa incógnita, esa incertidumbre que fomente esas ganas de resolverlo, de saber qué va a pasar o cómo lo resolverían con los recursos que disponen.

En mi visita al aula de Matemáticas de Logos Nursery, Rosa, la profesora especialista en el método Singapur, presentó una balanza a los niños e hizo la siguiente pregunta:

 Tenemos este lápiz y unas pajitas. ¿cuál creéis qué pesará más?
 Planteó la incógnita y todos los niños y niñas estaban deseosos de contar sus hipótesis. Además, se veía cómo disfrutaban y se divertían con la actividad, la motivación en la actividad era muy alta.

- Acción: Se trata de una metodología activa, que parte de la acción del niño sobre su entorno para modificarlo y adquirir nuevos conocimientos. Cada uno, desde su perspectiva individual, desde su razonamiento, comenzará a realizar hipótesis acerca del problema planteado y a través de la manipulación del material, las modificará o reafirmará.

En la situación anterior, hubo niños que contaron los objetos, otros que los cogieron para comprobar a través de su cuerpo cuál pesaba más, otros los tocaban sin más para ver de qué material estaban hechos…Utilizaron la acción que cada uno consideró oportuna para comprobar su hipótesis.

- Lenguaje: Es bastante característico pues fomenta que los niños expresen todas las hipótesis e ideas que se planteen, independientemente de que sean correctas o no, sin miedo al error. En este sentido, se educa en el respeto hacia la opinión de los demás y todas las opciones son válidas. Por otro lado, el maestro no va a decir si está bien, mal o cuál es la solución, éste, constantemente, preguntará para que razonen por qué han llegado a esa conclusión y, más tarde, ellos comprobarán si estaban en lo cierto a través de la acción.

“- Yo pienso que van a pesar las pajitas más.
- ¿Y por qué crees que van a pesar más las pajitas?
- Porque son más que el lápiz.
Coge el material, lo manipula, lo cuenta…
-¿Alguien más piensa así? ¿Por qué? A ver qué dice la balanza…
El niño pone las pajitas en un contenedor de la balanza y el lápiz en el otro…Se crea ese momento mágico hasta que se para la balanza y….
-Pues parece que tenías razón pesan más las pajitas”

- Aprendizaje Cooperativo: Entre todos se llega a la conclusión final.  En ocasiones, los niños cambian su hipótesis inicial al ver cómo van resolviendo el problema otros compañeros.  No es algo estático, se puede modificar lo que en un principio pensaban a través de la acción propia  y del resto. Todos participan, todos construyen y aprenden los unos de los otros.
¿Tú qué opinas?… ¿a tí qué te parece? ¿Alguien me quiere dar otra solución?” La maestra provoca esa “lluvia de ideas” y todos están deseosos de que llegue su turno para explicar al resto por qué e intentar comprobar si está en lo cierto.

- Agrupamientos: Por lo que pude observar en este centro suelen trabajar en grupo, pero también se atiende a la individualidad. Los grupos son bastante reducidos, con un máximo de 17 alumnos, lo que garantiza una educación personalizada, la adaptación a los ritmos de aprendizaje y la participación de todos y cada uno de los alumnos en las actividades.

Este método aunque se basa en las matemáticas no se limita al “ momento de las matemáticas” sino que se trabaja de manera global en todas las experiencias que se presentan, más que un método es una filosofía, una apuesta por el cambio en la educación y por dar a los niños y niñas los recursos que necesitarán para su vida: la toma de decisiones, asumir riesgos sin miedo a equivocarse, utilizar el lenguaje para expresarse y comprender el mundo, a los demás y a uno mismo; aceptar otras opciones y no tomar una como válida y única.

No lo conocía en profundidad antes de mi visita, pero lo que he experimentado me ha dejado con las ganas de investigar más sobre él y ponerlo en práctica.

Agradezco a Logos Nursery que me haya dado esta oportunidad para hacerlo desde dentro, desde la esencia: el aula. Ha sido un auténtico privilegio.

Espero que a vosotros también os haya gustado y haya ampliado vuestros conocimientos en cuanto a metodologías actuales.

¡Ójala que como en este método yo os deje con esa incertidumbre hasta el siguiente post!. ¿Cuál será la temática del próximo? Planteen sus hipótesis.







lunes, 21 de mayo de 2018

¿Qué campamento es el más adecuado para mi hij@?

Supongo que a estas alturas del curso y con el verano a la vuelta de la esquina habrá muchos padres y madres que se estén planteando qué hacer con sus hij@s cuando se acabe el curso.
Algunos les dejarán con los abuelos, otros partirán sus vacaciones para turnarse y cubrir este tiempo y unos cuantos les llevarán a campamentos de verano.

Si vuestro caso es el último, este es el post que necesitáis.

Ante tan extensa oferta os daré algunas recomendaciones para que os podáis ajustar a las características de vuestr@s hij@s y la experiencia sea lo más positiva.

Os muestro las siguientes características generales de los campamentos que podemos encontrar:

- De día: Tienen una jornada muy similar a la del colegio, con ampliación si fuera necesario y realizan las actividades dentro de un mismo edificio o cercano. Algunos realizan excursiones al zoo, parques temáticos, etc. para ampliar su oferta de actividades.
Ideales para :

  •  niñ@s muy pequeñ@s (menores de 8 años)
  • Si tenemos opciones para las tardes.

- De pernoctar fuera de casa (para mayores de 8 años): En la sierra, en otras provincias, en el extranjero. Puede ser una prueba y una experiencia para que comiencen a ser independientes de los padres, resuelvan situaciones sin su presencia y convivan, de verdad, con sus iguales.
Ideales para:

  • darles independencia y responsabilidad
  • conocer cómo es convivir con otras personas fuera del entorno familiar

-Temáticos: de cocina,  robótica, danza, ciencia, teatro,... y la infinita lista de posibilidades que podría haber.
Ideales para:
  • niñ@s con una vocación o afición clara.
  • niñ@s que quieren probar alguna actividad que habitualmente no realizan.

- En el mismo centro al que han asistido durante el curso: se seguirá con los mismos horarios, rutinas y no modificará nuestro día a día, simplemente, continuaremos con el mismo ritmo.
Ideales para:

  • niñ@s a los que les cueste adaptarse a nuevas situaciones, que sean pequeños.
  • realizar actividades distintas a las que se han llevado a cabo durante el curso, en un mismo entorno
- Fuera del centro: otro contexto, otros tutores, otros niños.
Ideales para:

  • ampliar su círculo de amigos y adquirír recursos para establecer nuevas relaciones sociales.
  • enfrentarse a una nueva situación y sacarle de su "zona de confort" y todos los aprendizajes que se derivan de ello.
Teniendo en cuenta todas estas opciones, os planteo un ejemplo práctico para que sepáis como aplicarlo a una situación concreta:

" Tengo un hijo de nueve años que tiene un circulo social muy limitado, no tiene primos y sólo se relaciona con algunos nilos de su clase. Me gustaría que conociera a otros niños del barrio y ampliase sus amistades. Además, como ya es bastante mayor queremos que sea más independiente y pensamos que es el momento para que este unos días sin nosotros. Le encanta la naturaleza".

Según la clasificación que os he planteado la solución sería la siguiente:
Un campamento que este organizado por el ayuntamiento o asociación del barrio, para que conozca a otros niños del mismo barrio, donde se pernocte, fuera del centro habitual y a ser posible que sea en el campo.

Ahora deberiais adaptarlo a vuestra situación y la decisión será más sencilla. A esto habría que añadirle otros factores como la economía familiar pero, por lo menos, tendréis una idea bastante clara de lo que buscáis.


Espero que este post os haya ayudado a ordenar vuestras ideas con respecto a la amplia oferta que tenemos y que encontréis el campamento que responda a vuestras necesidades y las de vuestr@ hij@. Sin duda, es una experiencia que recomiendo que por lo menos una vez la vivan.




miércoles, 25 de abril de 2018

¿Por qué no se les dice la verdad a l@s niñ@s?


Se ha muerto el hámster....La versión oficial de la familia: "Se ha ido a vivir al campo para formar una familia". ¿ Cómo?
Se van a cenar los padres y les dejan con los abuelos..."Tenemos que irnos a trabajar, por eso os quedáis con los abuelos". ¿Eh?
Les dejan en la Escuela Infantil...."Vengo en un ratito, que me voy a comprar el pan".¿ Perdona?

¿Por qué nos obcecamos en que los niños sean ignorantes en ciertas cuestiones?
Les subestimamos, pues muchas veces saben más de lo que pensamos y, por experiencia, de años, se adaptan mejor a las situaciones que cualquiera de los adultos.

No entiendo esa insistencia de algunas personas en ocultarles la verdad de algunos hechos, que si las analizáramos, veríamos que tampoco tienen tanta importancia.

Después de observar la conducta y  reflexionar acerca de los pensamientos de algunos padres al respecto, los motivos que podrían ser los causantes de esta actitud serían los siguientes:

  • Evitar su frustración: Nos cuesta mucho decir "no" a nuestros hijos o contarles algo que sabemos que les puede afectar: preferimos enmascarar la realidad, adornarla o modificarla directamente.
  • Sobreprotegerles: Pensamos que no van a ser capaces de entender, de aceptar, de adaptarse a las situaciones. Queremos que sufran lo menos posible. 
  • Evitar temas que nos son complicados de explicar: la muerte, necesito tiempo para mí,...
  • La influencia social: Nos dejamos llevar por lo que otros nos dicen, muchas veces las personas más cercanas, porque siempre se ha hecho así y según ellos, es lo mejor y funciona.
  • No querer que crezcan: A veces deseamos que se queden con esa inocencia maravillosa de la infancia.
Lo que puede que no contemplemos son las consecuencias de este tipo de actitudes:

  1. Falta de resiliencia: Si no les damos la oportunidad de enfrentarse a situaciones complicadas o difíciles para ellos, no van a adquirir recursos para hacerlo. 
  2. Baja tolerancia a la frustración: Estarán acostumbrados a que las cosas salgan como ellos quieren siempre y no aceptarán que no sea así.
  3. Modelo de comportamiento erróneo: Es más probable que aprendan a ocultar lo que pueda disgustar a sus padres, minando así la comunicación y la confianza para contar cuestiones serias, llegado el momento. O, lo que es peor, intentar agradar a la gente para evitar el conflicto.
  4. Poca adaptabilidad a las nuevas situaciones: No les sacamos de la llamada "zona de confort", les tenemos en esa "burbuja"poco recomendable de lo esperable:controlada y  protegida. Cuando se enfrenten a nuevos retos o realidades será un choque para ellos.
  5. Dificultad para gestionar las propias emociones: Si no experimentan algunas emociones, no aprenderán a manejarlas ni aceptarlas y todas son necesarias, no las evitemos.
No obstante, entiendo que hay ciertas cuestiones que, dependiendo de la edad son muy difíciles de asimilar (muerte repentina de un ser querido, por ejemplo), pero no hay porque mentir, realmente lo que hay que hacer, en estos casos, es prepararles para la noticia, postponerlo hasta que sea el momento idóneo y explicárselo de una manera que puedan entenderlo. Os dejo un artículo sobre cómo explicar la muerte a los niños.

Cambiemos el lenguaje con los ejemplos anteriores:

"El hámster se puso malito y se murió". Quizás sea una buena oportunidad para hablar de la muerte.
"Nos vamos a cenar juntos, después os recogemos. Pasadlo bien en casa de los abuelos". Es importante que también vean que somos pareja, que necesitamos nuestro tiempo juntos, que también tenemos que hacer cosas sin ellos.
"Vas a estar en la escuela y vas a conocer a muchos amigos, hay juguetes. Espero que te lo pases genial. Después de comer vengo a por tí". Cuando vea que así es cada día, le generará confianza y seguridad y le haremos más fácil su adaptación.

Practicarlo, si así lo consideráis, veréis como la realidad supera vuestras expectativas al respecto. 


La reflexión que quiero que hagáis al leer este artículo es la siguiente: ¿realmente merece la pena mentirles? ¿qué ganamos con ello?

Me gustaría que os produjera un cambio en vuestra percepción de la situación y...que probéis esta nueva forma de educar. Sin duda, los beneficios que obtendrán serán las herramientas para desenvolverse de manera eficaz en la vida.

"No prepares el camino para tu hijo, prepara a tu hijo para el camino" Óscar González


Resultado de imagen de mirar a través del cristal


lunes, 12 de marzo de 2018

Pedagogías y metodologías educativas que debemos conocer



En él daba las herramientas para escoger el mejor colegio para nuestros hijos que cubriera tanto sus necesidades como las de la familia.
Una de las premisas para hacerlo adecuadamente es informarse acerca de las pedagogías y metodologías llevadas a cabo en los centros, ya que esto va a influir directamente en su aprendizaje.
El objetivo de este post es que, aunque no obtengáis un conocimiento profundo de las mismas (no hace falta ser un erudito en educación), después de leerlo sepáis cuáles son características generales y esto os ayude a saber qué están haciendo en el colegio o cómo queréis que aprendan.

En primer lugar, debemos distinguir entre:

  • Pedagogías tradicionales: Son aquellas en las que el maestro es el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje y transmisor de sus conocimientos. El aprendizaje es memorístico, sin experiencias. Enseñanza homogénea: todos al mismo tiempo.
  • Pedagogías activas: En contraposición a la anterior, el alumno es el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje y el maestro es el facilitador o mediador que a través de los recursos y el entorno hace que el alumno construya su propio aprendizaje. Se respetan los ritmos y necesidades de los alumnos.
Actualmente, la tendencia que se está teniendo es la de que en los colegios se implanten las pedagogías activas. Que no se nos olvide que la Educación está al servicio de la sociedad y como esta ha cambiado, las necesidades que surgen son distintas y, por ello, debe responder a las mismas.

Dentro de las PEDAGOGÍAS ACTIVAS  os presento algunas de las metodologías que más destacan:

    • Montessori: da mucha importancia al espacio  y a los recursos (tiene material propio), que ayudarán a que el niño construya su aprendizaje de manera autónoma. Este material es evolutivo y tiene distintos niveles de dificultad para atender todos los ritmos. El orden y que los niños puedan trabajar solos es otra de sus premisas. Os dejo un vídeo para concretar más: 



    • Waldorf: Se basa  en el contacto con la naturaleza, el arte, la música y la creatividad. Respeta los ritmos de aprendizaje. Alta participación de las familias. Trabaja a la persona de manera holística.
    • Inteligencias Múltiples: para Howard Gardner, su creador no existe una única inteligencia sino, concretamente, ocho. Todas deben ser estimuladas  a través de las experiencias en el entorno educativo, puesto que todas son importantes, pero cada persona suele destacar en algunas y esto también va a influir en su forma de aprender.
    • Rincones de actividad: Se divide el aula en zonas de aprendizaje. (el rincón de arte, de matemáticas, del ordenador...), intentando que el alumno pase por todos ellos a lo largo de la jornada, fomenta la autonomía, respeta los ritmos de aprendizaje y atiende al desarrollo integral. 
    • Aprendizaje basado en proyectos: Se propone un tema ( por ejemplo: el maiz) y se trabajan todas las áreas de conocimiento profundizando en el mismo. Involucrando al alumnado y a las familias en el proceso para que el aprendizaje sea más significativo. Parte de la premisa de la globalización del aprendizaje.
    • Aprendizaje basado en problemas:  Se plantean problemas de la vida real y para resolverlos entre todos se plantean hipótesis y posibles soluciones. El maestro guía a los alumnos en el proceso.
    • Aprendizaje cooperativo: Partiendo de que vivimos en sociedad, se podría decir que el trabajar en grupo mejora la manera de aprender. El maestro agrupa a sus alumnos en función de sus potencialidades y el niño aprende tanto de su experiencia como lo que ve en los demás y se implica más en el proceso. Cada uno aporta su conocimiento y sus capacidades.
    • Aula invertida ( Flipped classroom): Concibe las sesiones educativas como refuerzo de lo ya aprendido e individualizar el aprendizaje  respondiendo a las necesidades de cada alumno. Por ello, se envía al alumnado material para que vea en casa y se trabaja en el aula y así, realizar el proceso a la inversa de la educación tradicional ( se explica en clase y se manda deberes para casa para ver qué se ha aprendido), de ahí su nombre.
    • Gamificación: Se traslada la mecánica de los juegos ( puntuación-recompensa-objetivo) al ámbito de aprendizaje, lo que hace que la motivación del alumnado sea alta y se vea como una experiencia positiva.
Cada día van surgiendo nuevas metodologías, pero estas son las que parece que más están destacando.
La idea es que tengáis la visión más amplia posible y tengáis, al menos, alguna noción de cada una de ellas. 
No os voy a recomendar ninguna en concreto, de hecho se pueden utilizar varias a la vez, todo depende de que el maestro sea consciente de las necesidades de su grupo e intente responder adecuadamente.
Si conocéis alguna más o  queréis ampliar la información de alguna  podéis reflejarlo en los comentarios para que todos podamos aprender un poco más. 

Espero que os guste y ayude. Hasta el próximo post.



Resultado de imagen de pedagogias innovadoras educacion

martes, 20 de febrero de 2018

El pensamiento mágico


¿Tienes un hijo o hija que tiene entre 2 y 7 años?
¿Eres profesora de Infantil?
 Si es así, estás de suerte: vas a vivir la etapa más mágica de los niños. Ésa en la que todo es posible, en la que las cosas tienen alma, en la que creen, aunque no vean, porque se lo imaginan y en la que les cuesta diferenciar la realidad de la fantasía.
Intentemos dejarnos llevar por su pensamiento y disfrutemos de lo que nos cuentan, volviendo otra vez a la infancia y la inocencia que, poco a poco, hemos ido perdiendo por el camino.

Comencé a hablar sobre esta etapa en la vida del niño cuando traté el tema del amigo imaginario , pero hoy quiero que ahondemos un poco más en las características de la misma.

El pensamiento mágico es propio del periodo preoperacional como lo denominó Jean Piaget, dividiendo el desarrollo cognitivo de la persona en cuatro: sensoriomotor (0-2), preoperacional( 2-7), operaciones concretas (7-12) y operaciones formales (12- adulto).

Aunque las características de este periodo son muchas (sincretismo, yuxtaposición...), las que expongo a continuación son las que pueden explicar mejor el pensamiento mágico:

  • Animismo: Atribuyen vida a objetos. Es muy típico cuando se dan con algo o se caen y se enfadan con ello (la bicicleta, una esquina) como si estos objetos tuvieran conciencia y pensamiento y tuvieran la culpa de lo que les ha ocurrido.
  • Fenomenismo: Establecen relaciones directas entre dos fenómenos que, a priori, no tienen relación directa entre sí o causalidad. Ellos pueden llegar a pensar que les han regalado la bici que querían porque vieron una estrella fugaz. Es la magia.
Además de esto, son capaces de creer en personajes mágicos  (Papa Noel, los Reyes Magos, las hadas, los gnomos...etc) porque se les ha transmitido de generación en generación, sin racionalizar la información que se les da. Lo creen sin más.

Su forma de ver el mundo es distinta a la nuestra como adultos y, por ello muchas, de sus respuestas nos pueden sorprender.

El pensamiento mágico es una etapa por la que todos los niños pasan y que termina aproximadamente a los 8 años, dependiendo del niño. No obstante,  en algunas ocasiones, debemos ayudar a los niños a racionalizar lo que viven :

  • Como para ellos no hay nada imposible, pueden llegar a pensar que pueden ser o hacer como cualquier personaje ficticio que conozcan: volar, vivir bajo el agua... etc. Esto puede ocasionar que el niño se ponga en peligro en determinadas situaciones, por lo que debemos plantearle las consecuencias de que intentase hacer algo de esto.
  • Pueden tener miedo a los monstruos, a la oscuridad porque se imaginan que les puede pasar algo malo...etc. Demostrarles que no tienen nada que temer desde la evidencia puede ser un buen recurso para combatir el miedo.

El pensamiento mágico tiene una función: ayudar al niño a comprender la realidad desde su percepción. Observemos, disfrutemos y acompañemos de esta etapa desde nuestra visión de adultos.







jueves, 11 de enero de 2018

Una reflexión sobre la educación de hoy


Llevo tiempo dando vueltas para escribir este artículo...

 Algo pasa con la educación de hoy en día. Me falta unidad en los agentes implicados: profesores, familias, sistema educativo...
Se critica lo que no es de una corriente pedagógica concreta, los padres y madres se critican en las formas de educar, hasta en la misma familia...
En ocasiones, me viene a la cabeza la imagen de algunos políticos cargando contra el otro partido sin dar soluciones al problema en sí. Algo que criticamos constantemente, lo estamos haciendo nosotros.
Me gustaría que con este post reflexionáramos un poco al respecto.
El siguiente vídeo refleja para mí la actual situación de la educación:



Por eso quiero pedir RESPETO y UNIDAD en la Educación. Porque sé que se puede, porque hay personas que estamos trabajando para ello, porque ..., como siempre digo, educamos a los niños también con nuestro ejemplo y porque no podemos perder nuestro objetivo final:

" Hacer que nuestros niños se desarrollen de manera positiva en todos los ámbitos, prepararles para la vida y responder a sus necesidades."

Como dice el título del video, "no perdamos la perspectiva". Lo que en un principio era el objetivo, se perdió para crear una lucha entre los principales interesados.

Así que a continuación reflejaré dónde, a mi parecer, debemos cumplir este propósito en la educación, desde lo positivo,  la buena intención y la necesidad de cambio:

  • En la familia: Fijemos objetivos comunes, seamos flexibles y admitamos que todos nos podemos equivocar. 
  • Entre padres y madres de otras familias: No juzguemos sin saber, pues muchas veces sólo vemos una acción sin saber por qué se ha llegado a una solución determinada. Respetemos las distintas opciones y decisiones en la educación de los hijos. Aprendamos de otras formas de educar y no nos quedemos en lo que conocemos.
  • Entre profesionales: "Cada maestrillo, tiene su librillo" decía el dicho y un buen profesional de la educación se mide por no hacer lo mismo con cada grupo o cada niño, sino por ajustarse a sus necesidades para sacar el máximo rendimiento de sus potencialidades. No podemos perseguir una educación homogénea cuando todos somos distintos. "Qué bonito es ser diferente y qué aburrido sería que todos fuéramos iguales". Si esto se lo decimos a los niños, apliquémoslo a nuestra profesión. Aprovechemos para aprender del otro porque, quizás, observando, escuchando... descubriremos muchos recursos que antes no teníamos y que nos pueden ayudar. Cuantos más recursos conozcamos, daremos respuestas más ajustadas.
  • Entre familias y profesionales: Confiemos en los profesionales, seamos tolerantes con las familias, no nos quedemos en la superficie: empaticemos. Somos del mismo equipo, no equipos rivales. Nos complementamos.
  • En el sistema educativo: No hace falta que comience a nombrar, una por una, las leyes educativas, de un tiempo a esta parte, que nos tienen mareados a todos. Aquí pido encarecidamente que fijemos bien los objetivos, lo que queremos conseguir y, entre todos, luchemos por conseguirlos, atendiendo, realmente, a lo que esta sociedad necesita, no hace falta que diga que la educación debe ser algo más que la acumulación de contenidos.; busquemos soluciones, miremos qué podemos hacer cada uno y no echemos la culpa al otro sin más.  
Poco a poco, vamos cambiando las cosas, pero queda mucho trabajo por hacer. Pero mi pensamiento es positivo, creo que lo podemos lograr con TRABAJO, VOLUNTAD, UNIDAD ( aunque tengamos ideas diferentes) y sobre todo RESPETO.

Si os he hecho reflexionar un poco y pensáis que, efectivamente, debemos cambiar.... ¡Adelante! Desde tu posición puedes hacer mucho por la Educación.


Resultado de imagen de unidad



martes, 28 de noviembre de 2017

Dudas de papás en... La Jornada Inndei con Proyecto Fénix


Este sábado asistí a la I Jornada INNDEI (Innovación y Desarrollo en Educación Infantil) donde se dieron cita profesionales de esta etapa para aprender y disfrutar de las diferentes ponencias y talleres que se ofertaban estrechamente ligados a la actualidad educativa .

En mi caso, asistí a la ponencia de Adela Martín López y su Proyecto Fénix, dedicado al acoso escolar con el lema "Nadie se ríe de nadie" y materializado en un libro, que llevaba tiempo interesada en conocer.

Y... no me defraudó, todo lo contrario, me pareció una idea, un proyecto, un objetivo...que debería llegar a mucha gente y del que todos podemos participar desde la posición en la que nos encontremos:  como profesores o "superdocentes" (así les llama), alumnos, padres...etc.

Adela ponía de manifiesto la importancia de la prevención, puesto que actualmente parece que el foco se centra en la etapa de Educación Secundaria cuando el problema ya existe y sólo se puede intervenir cuando, en realidad, los aprendizajes que ayudarán a que esto no ocurra comienzan mucho antes: en Educación Infantil. Sí, esa etapa a la que, en ocasiones, no se tiene en cuenta, en la que parece que lo único que se hace es jugar, pero que es la base de los aprendizajes de las etapas posteriores y desde donde se deben comenzar a trabajar cada uno de los peldaños de la escalera que Adela nos propone para luchar contra el acoso escolar.

Fénix nos guiará en esta subida  a través de propuestas de actividades muy interesantes para trabajar el autoconcepto, la autoestima, la gestión de las emociones, el respeto, la tolerancia, la empatía y la cooperación, atendiendo a los agentes implicados en el acoso escolar: las víctimas, los acosadores y los testigos.

Está claro que algo tenemos que hacer o cambiar, pues los datos estadísticos que tenemos a nuestra disposición nos confirman la alta incidencia de acoso escolar o bullying en los últimos años.

Adela nos ofrece esta posibilidad con su proyecto que, además ha llevado a cabo en el CEIP Lope de Vega de  Madrid con resultados muy positivos. Por lo tanto, no es una simple teoría, sino que ha sido experimentado y vivenciado.

¿Queréis conocerlo más a fondo? Os dejo el enlace de su web: http://www.fenixnadieseriedenadie.es/




"Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo"